22/05/2020

• Sin grandes gastos y con una fácil aplicación, podemos dejar lista nuestra casa para evitar el frío y la lluvia.

• Sin grandes gastos y con una fácil aplicación, podemos dejar lista nuestra casa para evitar el frío y la lluvia.
Cuando falta un par de meses para que se inicie oficialmente el invierno, ya tuvimos una primera lluvia y los días comienzan a estar más fríos. Para poder preparar nuestro hogar con tiempo los expertos de Sika proponen un mix de productos fáciles de aplicar en casa y sin incurrir en grandes gastos.
En estos días en que la mayoría de las personas permanecen en sus casas, debido a la contingencia, es el momento ideal para aprovechar el tiempo y anticiparnos a la lluvia y el frio y realizar pequeñas reparaciones que permitan mantener la casa seca y con una temperatura agradable, evitando que el calor que nos da una estufa u otro medio de calefacción se pierda, de esta forma ayudamos a reducir el gasto en calefacción.
Dentro del amplio portafolio de soluciones Sika, la empresa cuenta con productos que se aplican simplemente con una brocha o con pistola calafatera y que cada uno puede realizar con sencillos pasos. La receta fundamental es tener la precaución de trabajar sobre superficies limpias y secas.
Sika® TapaGoteras para sellar juntas, filtraciones, grietas o fisuras en los techos, Sika Boom®S para rellenar marcos de puertas y ventanas, reducir el paso del frio al interior de la vivienda, Sikaflex®-11 FC, para sellar de juntas y adhesivo multipropósito para interior y exterior, Sika®-1 aditivo para impermeabilizar interior y exterior en todo tipo de clima.
Algunos consejos básicos
- Asegurar el sellado de ventanas y puertas evita el ingreso del frío y hace más eficiente la calefacción utilizada en el interior del hogar.
- Las goteras son el principal dolor de cabeza en época de precipitaciones. Por eso, es clave sellar cualquier agujero o superposición o separación de las juntas del techo.
- Revisar canaletas, desagües y rejillas, fijaciones y uniones para evitar filtraciones o acumulación de agua o humedad que podría dañar la vivienda.
- Los impermeabilizantes de los muros exteriores tienen una duración promedio de 3 años. Por ello, es importante revisar en qué estado se encuentran los muros exteriores y aplicar nuevo sellante en caso de ser necesario.